Imprimir
Negocios
Visto: 1319

En la localidad de Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza, es uno de los productores de vinos de alta gama. Una empresa que abre sus puertas al turismo en un paisaje maravilloso al pie de Los Andes. 

En los últimos años, la producción vitivinícola nacional, ha alcanzado niveles extraordinarios, tanto por producción como por reconocimientos internacionales. Y en ese contexto, la Provincia de Mendoza se alza con todos los títulos. Allí, al pie de la cordillera de Los Andes, en la localidad de Perdriel, Luján de Cuyo, la bodega Renacer aparece como una de las empresas que sabe de disfrutar el sabor de los premios internacionales y, lógicamente, del buen vino.

Diseñada para la producción de vinos de alta gama, fue construida en 2004 con un patrón arquitectónico, que muestra una fusión entre modernidad y clasicismo: línea recta bien definida con muros e inspiración toscana, entregan una estética muy atractiva.

Terruño y tecnología

Renacer, se abastece de viñedos que crecen en una zona donde el malbec encuentra su mejor expresión, debido a las características del clima, altura, suelo y agua. Son 35 hectáreas de viñedos, algunos de más de 50 años, con una producción de menos de ocho toneladas por hectárea.

Además de la producción, de los viñedos propios, y para aprovechar las diferentes expresiones de los terroirs, trabajan productores locales de las mejores zonas: Valle de Uco (1100 msnm y suelos pobres), Luján de Cuyo (980 msnm, suelos intermedios) y Medrano (75 msnm, suelos ricos).

El agua que se utiliza para el riego, proviene del deshielo de la nieve de la cordillera de Los Andes, agua cristalina que convierte la zona árida de Mendoza, en oasis que logra uvas pequeñas de alta concentración frutal y excelente calidad.

Además, la bodega cuenta con tecnología italiana de vanguardia: 550.000 litros de capacidad de tanques de acero inoxidable para fermentar; 1.280.000 litros en piletas subterráneas de cemento /epoxy para guarda, sistema de seguimiento computarizado de temperaturas y trazabilidad de todos los procesos y equipos de última generación. Además, cuenta con el asesoramiento del talentoso enólogo toscano Alberto Antonini, uno de los flying winemakers internacionales más renombrados, y Pablo Profili, enólogo mendocino, gran conocedor de los terruños del malbec. Entre ambos, han logrado una sinergia extraordinaria, produciendo vinos que han sido elogiados por la prensa internacional y premiados a nivel mundial.

Visita para saborear

Los visitantes, pueden disfrutar la experiencia de conocer la bodega, los viñedos, las instalaciones y la alta tecnología, con que se producen nuestros vinos. En un marco natural de bellos paisajes, la Cordillera de los Andes y la laguna con patitos, quienes recorran las instalaciones de Renacer, tendrán la posiblidad de catar los vinos de alta gama, que allí se producen en los tres sectores destinados para este fin: La Pérgola, ideal para el verano, un espacio a la sombra de los parrones; Sala Interior, con la visita a la Bodega y los tanques de acero inoxidable, y Sala de Barricas, sólo con reserva anticipada, permite disfrutar de los vinos de alta gama, dentro de la cava de barricas, donde se ha habilitado mesas especiales, con una interesante iluminación que permite una experiencia única.

Premios:

Esta bodega, es un habitual ganador de premios internacionales. Desde su creación, en 2004, ha logrado muchas distinciones, tradición que sigue durante este año: en el International Wine Challenge 2014 (concurso independiente más prestigioso e influyente del mundo del vino) obtuvo varios reconocimientos. Entre ellos, la Medalla de Oro para el vino Punto Final Reserva 2012 (malbec) y Medalla de Plata para el Enamore 2011 (un joint venture con Allegrini, y es un blend de 60% Malbec, 30% Cabernet Sauvignon y 5% Bonarda y Cabernet Franc). “Estos reconocimientos son importantes para nuestros vinos y para nuestra bodega, ya que nos dan la oportunidad de demostrar el trabajo y amor puesto en cada botella, cuyo resultado se traduce en vinos de excelente calidad, que pueden competir en el mundo con gran performance”, dijo Patricio Reich (h), director y propietario de Bodega Renacer.