Imprimir
Noticias
Visto: 984

La localidad rionegrina es el principal atractivo turístico de esta nueva temporada invernal. Renovada, cuenta con más vuelos, nueva infraestructura, novedades para disfrutar en la nieve y otras en la ciudad.

Decir Bariloche es decir turismo de calidad. Y en época invernal, cuando el blanco manto recorre palmo a palmo el bello paisaje, el encanto de esas tierras crece. Y si a estas cualidades naturales le sumamos las mejoras implementadas, la temporada 2016 será de las mejores.

Entre esas mejoras podemos mencionar, mayor cantidad de vuelos, nueva infraestructura, y novedades para disfrutar la nieve y la ciudad.

Por ejemplo, habrá más facilidades para llegar. Aerolíneas Argentinas ofrecerá 131 frecuencias semanales, un 102 por ciento más de viajes que en temporada baja. El aumento en la cantidad de vuelos de cabotaje al aeropuerto de Ezeiza permite mejorar la conexión con los vuelos internacionales.

El centro de Bariloche también mostrará novedades para los turistas. La céntrica calle Mitre fue remodelada, transformándose en semipeatonal en algunas cuadras. Una de las principales chocolaterías de la ciudad está ampliando su local lo que incrementará la oferta dulce que transforma a Bariloche en la Capital Nacional de Chocolate. El teatro La Baita renueva su propuesta y tendrá este invierno una amplia cartelera de espectáculos nacionales y los ya tradicionales shows de artistas locales.

La cerveza tiene vida propia en Bariloche. El tradicional circuito de cervecerías artesanales incorpora nuevos establecimientos en la zona urbana. Y en el corazón del Circuito Chico, la cerveza Patagonia inaugura un moderno establecimiento cercano al punto panorámico.

El lago, protagonista

Este invierno los paseos en el lago Nahuel Huapi tendrán un nuevo barco, el más moderno catamarán de la Argentina: el Gran Victoria. Con capacidad para 250 pasajeros, recorrerá en una hora el trayecto entre Puerto Pañuelo y Puerto Blest con una navegación muy agradable y confortable con muy buenos servicios para los pasajeros para poder disfrutar de los paradisíacos paisajes que ofrece Bariloche. El Gran Victoria es de la familia de barcos  históricos como el Modesta Victoria, en el que viajó el presidente de Estados Unidos Barack Obama en su reciente visita a Bariloche.

Como todos los inviernos en el mes de agosto la Fiesta Nacional de la Nieve marca el punto intermedio de la temporada y celebra en la montaña y en la ciudad con eventos típicos como el concurso de hacheros, la carrera de mozos, desfiles, y shows musicales en la elección de la reina.

Uno de los paseos en el lago, el que llega a Blest, tiene otra novedad: la reinauguración del Hotel Puerto Blest. Con instalaciones renovadas en un ambiente natural increíble, es una de las nuevas propuestas para este invierno.

En las alturas

La montaña compite en atractivos con el lago y trata de sacar provecho de sus maravillas elevadas. Este año el cerro Catedral recibe a los visitantes con actividades para toda la familia y las mejores pistas de esquí. Además, cinco nuevos pisapistas, una renovada plataforma para optimizar las compras online y una aplicación para rastrear y compartir con cada recorrido en la montaña.

Otra de las principales inversiones para esta temporada es un nuevo sistema de pase online conectado directamente a la plataforma Ski Data, el cual permitirá agilizar el acceso a los medios de elevación. Se trata de una nueva manera de hacer las compras de los pases de esquí, más simple y ágil, a través de www.catedralaltapatagonia.com sin tener que pasar por boleterías. La gran diferencia este año será poder comprar vía online el mismo día que el cliente decide subir a esquiar. Incluso, desde un teléfono celular una vez que está en la base de Catedral, evaluando ese mismo día las condiciones de la montaña.

Todo para ver en Cerro Otto

La vista del paisaje patagónico desde las ventanas de la confitería giratoria del Cerro Otto es un regalo para el alma, una experiencia única que solo en Bariloche se puede vivir. Para llegar hasta el Cerro Otto es necesario recorrer cinco kilómetros por la Avenida de los Pioneros desde el centro de la ciudad de San Carlos de Bariloche. Allí, aparece el teleférico Cerro Otto, una de las atracciones más elegida por los turistas que arriban durante todo el año a Bariloche. 

La confitería que lentamente va dando un giro que le permite al visitante disfrutar de una vista en 360° forma parte del complejo y cuenta, además, con una galería de arte que cuenta con esculturas, réplicas exactas (calcadas directamente de los originales y certificadas por el gobierno de Italia) de las obras del artista Miguel Ángel Buonarroti. El complejo cuenta con un renovado Rincón Infantil, una terraza panorámica diseñada para los más pequeños donde pueden recrearse y divertirse con diferentes juegos.

Cuando llega la nieve, el deslizamiento con trineos por pistas con curvas de más de 300 metros de extensión y caminatas con raquetas por el bosque son las principales atracciones. Al finalizar la temporada invernal, esas pistas se tapizan con material vinílico y la actividad se realiza con los Otto karts, inmensos gomones inflables estilo canadiense. Una vez que se llega al final de las pistas, y para optimizar el tiempo, se puede ascender nuevamente hasta la largada en el novedoso funicular de la Cumbre, único medio de transporte en la cima de la montaña.

Bariloche es, sin duda, una de las principales atracciones de este invierno, un espacio tocado por la varita mágica de la creación y regada por la creatividad humana que, temporada tras temporada la hacen más increíble.