Imprimir
Noticias
Visto: 436

Ushuaia, la capital de Tierra del Fuego, es conocida como la ciudad del "confín del planeta o "del fin del mundo". Con esos eslóganes ha posicionado como la principal puerta de entrada global al continente

antártico. Destino hemisférico del turismo de cruceros, constituye el nexo aéreo y marítimo bioceánico y es la "confluencia de seis continentes".

La singular ubicación planetaria ejerce un atractivo extraordinario para viajeros de distintas partes del mundo, que son atraídos por el magnetismo de Ushuaia. Gran cantidad de visitantes expresaron que ha sido el deseo de su vida llegar a este lejano y cautivante punto límite de la vida humana en la tierra. De esta manera, se interesan en su exuberante naturaleza, en su historia y en la cultura del lugar.

Tanto es así que la ciudad más austral del mundo suele ser noticia en varios medios de comunicación, como lo fue años atrás en la producción de The Revenant, la película con la que Leonardo Di Caprio ganó un premio Oscar, y muchas otras producciones tanto nacionales como internacionales.

La capital fueguina cautiva con ese halo de fantasías, mitos y leyendas que irradia a cada momento. La humanidad vivió conmovedoras epopeyas en el proceso de descubrimiento y colonización de estas temperamentales y lejanas regiones australes. La rica mitología indígena y las sugestivas historias del presidio de Ushuaia alimentan en el imaginario colectivo la noción de una tierra cargada de magia y misterios que invita a descubrir.

De ese modo, hacer trekking, cabalgar o navegar deja de ser un paseo convencional y hace que el turista descubra la emoción de pasar por los mismos lugares donde antes caminaban los indígenas, o conocer la región de los naufragios con todas sus leyendas. Incluso, contemplar lugares por donde pasaron grandes navegantes aventureros.

Ushuaia bien podría estar emplazada en un extremo del planeta árido y carente de todo atractivo escénico. Sin embargo, la naturaleza ha sido verdaderamente pródiga con este destino, que ofrece uno de los escenarios más bellos y cautivantes que se puedan imaginar. Un verdadero paraíso, ya que después de tantos kilómetros de Patagonia desértica se encuentra un lugar de grandiosas bellezas naturales. Un milagro de la naturaleza que explota en toda su intensidad de colores y formas.

En la ciudad, las montañas tapizadas de frondosos bosques, que llegan prácticamente hasta las aguas del Canal Beagle, ofrecen un marco natural imponente. Y a pocos minutos de salir de la ciudad, ya sea en embarcaciones para avistar colonias de lobos marinos y distintas aves que habitan las islas del Canal, o en forma terrestre, para acceder al Parque Nacional Tierra del Fuego, a los valles fueguinos, o a la zona lacustre del interior de la isla, ofrecen al visitante una gama de atractivos y experiencias inolvidables.

Ushuaia también es célebre por la exquisita gastronomía a base de frutos de mar, entre los que reinan la centolla y la merluza negra. Aunque otra de las especialidades del lugar es el "cordero fueguino", que por efecto de las pasturas que consumen los animales en la isla, con gran aporte de salitre por influencia de aire marino, producen una de las carnes más sabrosas y bajas en contenidos grasos que pueda conseguirse en el mundo.

Estas exquisiteces están disponibles en cualquier momento del año y aunque hay establecimientos altamente especializados en su elaboración, se pueden consumir en la mayoría de los restaurantes de la ciudad. El magnetismo del lugar ha atraído a chefs de otras partes del mundo, por lo cual también se puede degustar platos de alta cocina internacional en hoteles y restaurantes.