Imprimir
Noticias
Visto: 408

"Salvemos al turismo, Bariloche reclama trabajar ya". Esa fue la consigna con la que sectores vinculados a la actividad organizaron una convocatoria en el aeropuerto de la ciudad rionegrina. Allí protagonizaron un abrazo

simbólico y pidieron la reapertura de los vuelos para comenzar a trabajar. "Sin empresas no hay trabajo, y sin trabajo no hay orden social posible", coincidieron.

Una caravana de vehículos partió por la tarde desde la rotonda de Circunvalación hasta el aeropuerto de Bariloche, que actualmente se encuentra cerrado al público y bloqueado el paso en la barrera de control. La convocatoria reunió a gran cantidad de empresarios, autónomos, trabajadores y sindicatos del sector turístico, que atraviesa una crisis profunda luego de seis meses de inactividad por la pandemia de coronavirus.

"Estamos en una situación de tristeza", expresó el secretario General de la Asociación de Empleados de Comercio, Walter Cortés, tras el abrazo simbólico al aeropuerto barilochense. "La situación afecta tanto al trabajador, al pequeño y mediano empresario, al que vive del turismo en nuestra ciudad. Lo que da el gobierno nacional no alcanza, porque la Ley dice que se nos puede dar 17.000 pesos y un módulo alimentario, pero la gente no vive con eso", detalló.

Por su parte, Claudio Roccatagliata, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche, consideró que la convocatoria organizada en el aeropuerto "reflejó la necesidad del sector de una reapertura". Y luego analizó: "Si bien el regreso de los vuelos será bienvenido, llevará muchos meses que la gente vuelva a tener el hábito de viajar".

Hace diez días, Bariloche también había sido escenario de otro reclamo por la apertura del sector turístico. Y las protestas continuarán mañana en la ciudad rionegrina, ya que el gremio Uthgra, que nuclea a trabajadores gastronómicos y hoteleros, marchará "por el trabajo" desde Onelli y Moreno, para confluir en el Centro Cívico.

Desde el gobierno nacional se estimó la reactivación de los vuelos de cabotaje a partir del 1° de octubre pero hasta el momento no hubo una confirmación oficial de esta medida.