Imprimir
Noticias
Visto: 994

Es uno de los destinos más importantes de la temporada. Con sus centros de deportes invernales y una oferta amplisima, la cordillera es protagonista. Historia y los mejores vinos.

Mendoza, es una suerte de compendio de la argentinidad. Base de los episodios más resonantes de la historia argentina, centro ineludible de las actividades invernales y dueña de un misticismo único, que nace del paisaje natural que le regala la cordillera de Los Andes, la provincia cuyana es, además, la máxima referencia de la industria vitivinícola nacional, una de las más importantes del mundo. Con estos ingredientes, más una gama de servicios turísticos de excelente nivel, que incluye hospedajes de categoría y gastronomía de calidad, Mendoza es uno de los máximos referentes del turismo local, especialmente cuando la nieve es protagonista.

Un paseo blanco

Los centros de nieve, permiten la práctica de los deportes de más alto nivel, pero también, son aptos para disfrutar en familia. Esquí de travesía, de fondo, extremo, snow-park, heliskí, jardines de nieve para niños, son tan sólo algunas de las opciones de las que dispone Mendoza, con el marco imponente de la cordillera.

En la temporada invernal, también es posible experimentar otras sensaciones y experiencias únicas, como escalar en hielo, descubrir cavernas, remontar ríos cordilleranos, conocer un planetario, recorrer bodegas y viñedos, disfrutar de un baño termal, visitar diques y embalses, entre muchas otras posibilidades.

Los atractivos de la montaña, también incluyen excursiones y caminatas en las zonas de la precordillera, donde se pueden observar, valles y quebradas que contrastan con la extrema aridez de la roca, que maravilla con su variedad de colores y la vegetación que surge, alrededor de los manantiales y arroyos. Poniendo más atención en el recorrido e indagando en los detalles, se encuentran sitios con acumulación de fósiles, por ejemplo, un lecho marino que existió hace millones de años.

La historia también tiene su lugar, la cordillera alberga los rastros del imponente imperio incaico. A pocos kilómetros de la capital mendocina, el turista puede encontrar vestigios del legendario Camino del Inca o Qapac Ñan. Se trata de una senda de 2,50 m de ancho que, despejada de piedras, avanza desde el norte de la provincia, ingresando por la ciénaga de Yalguaraz. Se dirige al sur por el pedemonte alto del cordón del Tigre, llega hasta Tambillos y prosigue unos kilómetros al suroeste, hasta el actual territorio de Chile. En este último sector, se confunde hoy el camino incaico con parte de la traza de la Ruta Internacional Nº 7. Hacia el norte de Yalguaraz, el camino incaico continúa en el Valle de Calingasta y desde allí, se dirige hacia el noroeste argentino. Altiplano mediante, este camino incaico lleva al Cuzco, 2.200 km. al norte de Mendoza.

Los centros invernales

El atractivo de la nieve, es indudablemente la principal. Conocedores, principiantes y quienes simplemente quieren llegar a Mendoza para conocerla, tienen los lugares ideales a los que se puede acceder desde la ciudad capital o desde Malargüe al sur, tanto por las vías de comunicación terrestre (rutas nacionales 7, 40, 188 y provincial 222), además de los aeropuertos internacionales.

Los principales centros de recreación en esta época son:

Penitentes. Al noroeste de la provincia, en el departamento de Las Heras (se accede, desde la ciudad capital de Mendoza, por ruta 40 hacia el sur hasta empalmar con ruta 7 hacia el oeste), allí se puede practicar esquí alpino, nórdico, de competición, extremo, y fuera de pista. También, snowboard en sus variantes freestyle, freeride y extremo. El complejo, dispone de un snowpark de distintos niveles de dificultad.

En este parque, la calidad de la nieve es en polvo, seca y compacta la mayor parte de la temporada y se recorre a través de 25 pistas con longitudes y desniveles, para uso de esquiadores principiantes, avanzados y expertos. La superficie esquiable es de 300 hectáreas. Además, el complejo cuenta con 8 medios de elevación. 

El centro de esquí Valles del Plata, está ubicado al noroeste de la provincia en el departamento de Luján de Cuyo. Se accede, desde la ciudad capital de Mendoza, por ruta 40 hacia el sur hasta empalmar con ruta 7 hacia el oeste. En la localidad de Protrerillos, se debe empalmar con la ruta provincial 82.

Es muy adecuado para practicar snowboard, monoesquí o ballet, con el apoyo de instructores. También, está la posibilidad de realizar cursos de supervivencia, esquí de travesía y andinismo. Con nieve seca y compacta la mayor parte de la temporada, dispone de cinco pistas, con longitudes y desniveles para uso de esquiadores principiantes, avanzados y expertos. El total de la superficie esquiable, son 13 hectáreas y cuenta con 4 medios de elevación. 

Los Puquios, es un parque de nieve o mini centro de esquí, que está ubicado al noroeste de la provincia de Mendoza, en el departamento de Las Heras. Se accede, desde la capital de Mendoza, por la ruta 40 hacia el sur hasta empalmar con ruta 7 hacia el oeste, a unos 5 km de Puente del Inca y a 1 km de Penitentes.

Es ideal, para que los más pequeños puedan disfrutar la nieve y los más grandes realizar snowboard o animarse a esquiar en  nieve honda (sin pisar). Hay una pista exclusiva para trineos o los divertidísimos "tubing", viejas cámaras de tractor, remozadas para disfrutar con seguridad una bajada llena de vértigo y emoción. La nieve, es seca y compacta la mayor parte de la temporada, distribuida en 12 pistas de distintas longitudes y desniveles que totalizan 4 hectáreas con 4 medios de elevación.

Las Leñas, en el sur de la provincia, en el departamento Malargüe, (se accede desde la ciudad capital de Mendoza, por ruta  40 hacia el sur, atravesando el Valle de Uco, luego empalmando la ruta 143, desde San Carlos hasta San Rafael y posteriormente por las rutas provinciales 144 y 222 hacia el centro de esquí.  Desde la provincia de Buenos Aires, La Pampa y San Luis puede accederse por ruta 188 hasta General Alvear, luego por ruta 143 y 144 hasta El Sosneado y finalmente la provincial 222), es uno de los centros invernales más importantes de América del Sur. Allí, se puede realizar esquí nocturno, bajada de linternas, carrera Olimpos y jardín de nieve, bajada de brindis y de antorchas, circuito de raquetas y esquí de travesía (Randonee). También, cuenta con un parque aventura, ideal para disfrutar en familia.

Con nieve en polvo, seca y compacta la mayor parte de la temporada, con  29 pistas con longitudes y desniveles para uso de esquiadores principiantes, avanzados y expertos, con un total de 17.500 hectáreas de superficie y 14 medios de elevación.

Brindis y Naturaleza

Las bodegas, son protagonistas en Mendoza y ellas le dan forma a una “Ruta del vino” que permite recorrer establecimientos vitivinícolas, para degustar sus productos.  A esta actividad, se suma una propuesta que ya es tradicional, y ampliamente conocida a nivel nacional e internacional: el ciclo Tango por los caminos del Vino. Los acogedores rincones de las viejas bodegas, son el escenario para la música ciudadana, con los mejores cultores del tango tradicional y de vanguardia. En cada tramo, la presencia del vino asegura momentos inolvidables, que junto al tango, son el más importante rasgo de distinción cultural de la Argentina.

Cultura y Naturaleza, son también parte de una visita a Mendoza. La Reserva Natural y Cultural del Manzano Histórico, en el departamento Tunuyán y el portillo de Piuquenes, son algunas de esas muestras. Allí, se combinan sitios históricos, donde marcó presencia el general José de San Martín en sus viajes a través de la Cordillera. El paisaje circundante y el tramo que lo separa de la Cordillera, cuyas cumbres sirven de límite con Chile, es una zona ideal para la realización de cabalgatas, y otras prácticas apropiadas para el tipo de terreno.

Lugares imperdibles, para disfrutar de Mendoza en invierno, siempre están muy bien complementados con una hotelería para todas las posibilidades y una muy buena oferta gastronómica. Se trata de las Rutas Gastronómicas, un rubro que pone a disposición del visitante las más variadas expresiones de la cocina regional e internacional, en todos los circuitos turísticos se encuentran restaurantes y casas de comida, que acompañan los platos con los mejores vinos mendocinos.